Capulín, un fruto silvestre

Lunes, Octubre 2, 2017

Estamos en la temporada de cosecha de este fruto y es común encontrar en los mercados la venta de vasitos con los frutos dentro. Lo que mucha gente desconoce es que pertenecen a la misma familia (rosaceae) y generó (prunus) que las cerezas, siendo la única diferencia que los capulines son silvestres y las cerezas de cultivo. Es pariente cercano de duraznos, ciruelos, ciruela y chabacanos.

El capulín del náhuatl capolcuahuitl es un árbol originario de Canadá cuyo cultivo se extiende hasta Guatemala.

Los frutos del capulín crecen en pequeños racimos, son aproximadamente de un centímetro, carnosos y su color varía de entre negro a rojizo. Su sabor es ligeramente ácido y dulce dependiendo de su madurez ofreciendo vitaminas A, B y C así como minerales, contiene también importantes cantidades de ácido cítrico; málico y cianhídrico. Contiene casi todos los elementos que necesita el organismo humano, excepto grasas, es un alimento de fácil digestión y casi total asimilación.

Los capulines pueden consumirse crudos, aunque también es común verlos en zumos, dulce o en forma de tamal o como es conocido “capultamal” originario del Estado de México, se trata de un tamal dulce mezclando azúcar, masa de maíz para darle forma.

El árbol puede medir de 5 hasta 15 metros de altura, con un tronco recto de corteza de un color café rojizo. Su sistema de raíces es considerado superficial con un extendido medianamente profundo con raíces que cuentan con crecimiento rápido. Esta especie es de la misma familia de la cereza, y tiene gran presencia en la cocina mexicana así como en remedios herbolarios. Antiguamente se utilizaban para preparar un aguardiente con la fruta para combatir la indigestión, combatía gripas y tenía efectos sedantes.

Además, el capulín tiene mucha historia, usos y propiedades; en Morelos, Hidalgo y el Estado de México se usa para aliviar la tos, la diarrea y el dolor abdominal. De uso general para limpias, usando las ramas frescas en manojo; para pasarlas por el cuerpo o en baños.

El árbol de capulín guarda en sus hojas un gran contenido natural usado en infusiones, tés, etc. con un alto valor en vitaminas, minerales y antioxidantes.

Entre otros beneficios del consumo del fruto del capulín se encuentran:

·         Mata bacterias: Haciendo frente a casi todo tipo de intentos de infecciones que atacan el cuerpo.

·         Salud del cerebro: Al contener flavanones ayuda al desarrollo y correcto funcionamiento del cerebro. Además de reducir la posibilidades de sufrir Alzheimer a edades avanzadas.

·         Anti-inflamatorio natural: Una alternativa natural a los medicamentos químicos para la misma función.

·         Anti-Cancerígeno: Por sus antioxidantes naturales combate los radicales libres, culpables del padecimiento de cáncer.

 

Sin embargo, se debe cuidar de no ingerir las hojas del capulín por los animales, puesto a que se han presentado casos de intoxicación de algunos animales que comen de ellas que incluso han llegado a su muerte.

Actualmente México produce más de 227 toneladas de capulín, siendo los estados de México, Puebla y Veracruz los destacados en su producción con 87 por ciento (199.84 toneladas del total nacional).

Se pueden encontrar los árboles en regiones montañosas o climas templados húmedos, siendo propicio un suelo pedregoso, profundo con abundante materia orgánica, húmedo; y que debe contar con abundante sol. Se cultiva en las casas y crece de manera silvestre.

 

 



Share