La Agricultura Orgánica y sus beneficios.

Viernes, Septiembre 14, 2018
En México, la producción nacional de alimentos orgánicos crece cada año.

En México, la producción nacional de alimentos orgánicos crece cada año.

La agricultura orgánica usa materiales biológicos y evita sustancias químicas o sintéticas. Con esto, se busca el equilibrio ecológico y la fertilidad del suelo además de reducir el desperdicio y la contaminación. Este tipo de agricultura se basa en la práctica de la rotación de cultivos, el abono verde, los desechos orgánicos, el control de plagas biológico y mineral y los aditivos de roca; todos ellos que pueden incluso ayudar a cultivar en el suelo dañado.

Los alimentos provenientes de cultivos orgánicos están llenos de nutrientes tales como minerales, enzimas, vitaminas y otros micronutrientes; más enriquecidos que en los cultivos convencionales que muchas veces integran químicos para mantener el producto freso y libre de plagas.

La producción nacional de alimentos orgánicos de nuestro país va en aumento. De acuerdo con datos de SAGARPA, en el 2008 se tenía un registro de 32 alimentos orgánicos que se producían basándose en el cultivo orgánico. Para el 2017, el reporte fue de 83, con un valor de mercado de más de 6,000 millones de pesos. Esta cifra creció un 42.6% respecto a lo reportado en 2016.

Destacan como los principales productos orgánicos en México el aguacate Hass, plátano, frambuesa, café cereza, zarzamora, jitomate, lechuga, fresa y mango. El caso particular del aguacate Hass es que aportó casi un 50% del total del valor de la producción orgánica del 2017, con un incremento de 41.4% en relación con el año previo.

Gracias a una superficie destinada para sembrar alimentos orgánicos, su práctica ha aumentado considerablemente. De 2008 a 2017 hubo un aumento anual promedio de 14.2%. El año pasado, se registró un total de 47,839 hectáreas cultivadas bajo esta modalidad. El 69.4% de esta superficie se compone en café cereza, aguacate Hass, mango haden y plátano enano gigante.

El aguacate Hass presentó un incremento de superficie para su cultivo orgánico en 32.8 % del 2016 al 2017.

La producción orgánica va cada vez mostrando mejores resultados. La producción de alimentos a través de la agricultura orgánica implica mayor apoyo técnico, aumentos en los costos de producción pero representan una práctica que favorece el medio ambiente al eliminar el uso de plaguicidas y obtener mayores ingresos para los productores, la ausencia de químicos no mata los microorganismos sino que aumenta la nutrición del suelo y de los cultivos haciéndolos más resistentes a enfermedades y plagas con un enfoque para el futuro sostenible.

La conversión a la práctica de esta disciplina dejarán como consecuencia enormes cambios, requiere de una visión más activa que permita abordar los desafíos y aprovechar al máximo las oportunidades.



Share